El director provincial de Educación Técnico Profesional hizo esta reflexión, teniendo en cuenta la situación laboral de la provincia y el impulso de las economías regionales de Tierra del Fuego, desde el punto de vista técnico productivo. “No podemos pensar en esas alternativas, sin educación”, dijo.

Se busca potenciar la educación técnica para resolver los inconvenientes en el sector socio productivo de la provincia.

La Dirección a cargo de Carlos Iglesias, es la encargada de trabajar articuladamente con los establecimientos que dependen del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). En la provincia hay 14 instituciones de nivel: secundario-técnico, nivel superior-técnico y formación profesional. Estos establecimientos están emplazados a lo largo de la provincia en Ushuaia, Tolhuin y Río Grande, y trabajan en consonancia con el ente nacional.

En las escuelas secundarias se les brinda las bases para comenzar a caminar por un sendero más sólido en las carreras profesionales de cada especialidad. Si bien, la educación técnica se la vinculaba al género masculino, en la actualidad, las escuelas secundarias técnicas de la provincia, tienen el 28% de mujeres en su matrícula. Esto va incrementando año a año.

Sector socio productivo. Carlos Iglesias, también apuntó a la educación a través de los Centro de formación. Web

Otra rama de la educación tecnológica se encamina a través de los Centros de Formación donde la gente recurre con gran aceptabilidad de las ofertas de oficios. “La inscripción a los Centros de Formación Profesional, en el 2021, desbordó”, reconoció Iglesias. Esto se dio en niveles récord de inscripción y no hay límites de edad. A partir de los 18 años en adelante se puede iniciar el trámite de inscripción. En algunos casos, hay cursos que exigen un nivel académico previo. El curso de gasista matriculado, es el más elegido. A su vez, se incorporó una gama más amplia que, abarca también, cursos relacionados a gastronomía. En algunos casos, los cursos que están relacionado a la Resolución del Consejo Federal de Educación, tienen certificación y son de alcance nacional.

Los cursos tienen apertura de inscripción dos veces por año y tiene un régimen cuatrimestral. La sociedad se vuelca mucho a realizarlos y esto redunda en la mano de obra calificada para la producción local y regional. “Es imposible no pensar el sector socio productivo de la provincia, sin incluir a la educación”, remarcó Carlos y mencionó que hoy se está poniendo la mirada a sectores que estaban medio olvidadas, por ejemplo: pesca y bosque.

Sector productivo. Carlos Iglesias, lamentó la continuidad académica en la provincia y el faltante de profesionales en algunos sectores.Web

En la actualidad, mirando hacia el futuro y hacia las áreas de producción de la provincia, se están potenciando las carreras, como el desarrollo de la “Tecnicatura en Petróleo”, en el CENT35 de Río Grande. Los alumnos de 2° y 3° año, realizan las prácticas profesionalizantes en una empresa importante en el rubro y ellos tienen un alto porcentaje de posibilidades que los tomen como empleados, por el conocimiento y la experiencia. Así también pasa en Ushuaia, donde faltan profesionales para trabajar en empresas tecnológicas. En este sentido, se están potenciando a los alumnos desde los centros educativos, con prácticas profesionalizantes, a fin de proporcionar personas capacitadas para afrontar los nuevos desafíos de producción.

También se habló acerca del tema “Créditos Fiscales”. Son programas que están dirigidos a la adquisición de fondos para invertir en equipamientos para los colegios. El INET, trabaja este sistema desde el año 2006, “en la provincia, nunca se utilizaron para poder comprar equipamiento para los colegios”, dijo Iglesias, pero remarcó que 2021, es el primer años en que 7 establecimientos presentaron proyectos de créditos fiscales y en octubre se definirá quienes lo adquirirán. En el caso del Colegio Técnico “Olga B de Arko”, es uno de los colegios que presentó su proyecto en 2020 y fue aprobado. Hoy se está esperando la adjudicación de los fondos, que asciende a los 3 millones de pesos, monto similar a un simulador de hidráulica y neumática.

Colegio Técnico de Ushuaia, Tierra del Fuego.Vía Ushuaia

Todo apunta a capacitar a las personas, ya que en la provincia hay faltante de mano de obra calificada, esto se debería a que muchos eligen carreras de humanidades, más que las tecnológicas. En relación a esto, Iglesias reconoció y lamentó que no haya en la provincia, la continuidad de carreras a nivel superior. “No tenemos una arquitectura, no tenemos una ingeniería civil”, dijo y remarcó que hay chicos que se quedan en la ciudad con el título técnico. Es por ello que se está trabajando en las familias de carreras, donde el alumno se establezca y desarrolle en el territorio fueguino. También se está trabajando en temas de fondo que, tienen que ver con infraestructura en los colegios, los programas curriculares de la carrera, dónde apuntar de acuerdo al sector socio productivo y dónde apuntalar.

Soldadores de alta presión, torneros, motoristas navales y observadores marítimos, son algunas de las nuevas propuestas para encaminar la solución para el sector socio productivo. “Están todas las herramientas para llevarlas adelante”, indicó el director provincial de Educación Técnico Profesional.

En Tierra del Fuego faltan Soldadores de alta presión.Web