La empresa confirmó que por la situación sanitaria durante 2020/2021 cancelarán sus arribos a los puertos de Buenos Aires, Madryn y Ushuaia.


La empresa de bandera italiana Costa Cruceros, confirmó este miércoles que canceló todas sus operaciones en america latina en el período que comprende octubre 2020 / abril 2021, debido a que la situación sanitaria, en especial de Brasil y Argentina, no es la óptima.

“La situación sanitaria no es la óptima y la experiencia a bordo no sería la esperada al tener que cumplir protocolos de bioseguridad“, destacó Costa Cruceros a través de un comunicado.

La naviera internacional detalló que las recaladas que se verán afectadas en nuestros país son las que realizan hace muchos años; el puerto de Ciudad de Buenos Aires (CABA), Puerto Madryn (Chubut) y Ushuaia (Tierra del Fuego).

En ese sentido Darío Rústico, presidente de la compañía para zona centro, aseguró en declaraciones a El Diario de Madryn que “esperamos reanudar las operaciones en la temporada 2021-2022” y recordó “navegamos en esta región hace 72 años y de manera ininterrumpida y estamos comprometidos a seguir estando acá”.

Cruceros en Buenos Aires.

Además Rústico comentó que “nos pondremos en contacto con las agencias de viajes y los pasajeros que hayan contratado servicios para esta temporada y devolveremos los montos abonados. También, quieres deseen, pueden reprogramar la fecha”.

Costa Cruceros en Argentina regularmente operaba con dos cruceros y transportaba miles de pasajeros, esto significará un gran impacto económico en la industria del turismo.

Cruceristas en el fin del mundo

Solamente Ushuaia recibió más de 400 recaladas en la última temporada (septiembre 2019 – marzo 2020), estaba previsto que terminara en abril, pero la pandemia por Covid suspendió los últimos arribos. Para la nueva temporada (2020-2021) se esperaba un incremento interanual de cruceristas del 20%, es decir, que la ciudad fueguina esperaba más de 200 mil cruceristas extranjeros, gran parte de ellos con destino Antártico.

Cruceros en Ushuaia.

​Según estimaciones del Gobierno Provincial, cada turista extranjero que llega a Tierra del Fuego proveniente de un navío gasta aproximadamente 190 dólares, entre hotelería, comercio, gastronomía y actividades recreativas, lo que representaría este año -en caso de suspender la actividad- una pérdida de casi 40 millones de dólares.




Comentarios