Perro Primo suele romper parlantes con cada uno de sus éxitos, desde “Logi” hasta “Yendo no, llegando”, pero tuvieron que pasar ocho años de trabajo para que los sueños del artista se vuelvan realidad.

En una entrevista con Vía Urbano, uno de los creadores de la cumbia 420 cuenta las experiencias por las que tuvo que pasar antes de ser reconocido y se refirió al lugar que ocupan con L-Gante en el género. Además, anticipó los temas que se vienen.

“Tuvimos que esperar ocho años para representar un género. Antes pasaba todo por una tercera o cuarta mano y no te quedaba nada. La primera vez que fui a Salta fui en micro, 20 horas en micro y volverte con un plata que no era el esfuerzo que hacías...”, dice Perro Primo.

Sobre los inicios de la cumbia 420, Perro Primo, cuyo verdadero nombre es Joel Rivas, explicó que el género comenzó en 2014 junto a su hermano DT Bilardo y L-Gante. “No existía en Argentina, no había alguien que le cante como se habla en el barrio, todos hablaban como si fuese de otro país. Nosotros le enganchamos la vuelta y pasamos a hablar de la experiencia del barrio o de cada uno, yo flasheaba con las picadas ilegales de Gaona”, cuenta.

En ese sentido, el cantante argentino, que viene de de lanzar “Blanco, negro”, se diferenció del RKT al señalar que lo inventaron “los djs en el boliche Rescate”. En tanto, afirmó que L-Gante es “el uno en la cumbia 420″.

El peso de ser ejemplo

A partir del boom con el RKT en la Argentina, Perro Primo paso a tener millones de reproducciones en Spotify y YouTube y, por ende, mayor exposición, lo que lo llevó a ser tomado como ejemplo e referentes de generaciones jóvenes.

“Siempre me pasa con los chicos, los nenes flashean, ‘es el mas que tose’ dicen, no lo puedo creer porque son nenes de dos años o tres. También te frenan en la autopista para un saludo”, reconoce.

Y agrega: “Yo no soy ejemplo de nadie, sin querer terminás siendo un influencer de todo. Los menores me ven fumando porro todo el día y ya los menores quieran fumar de más jóvenes. Creo que cada uno tiene su educación y, mas allá de lo mío, hay una influencia que viene de la casa”.

Al ser consultado sobre el cambio desde el punto de vista económico, recuerda que ellos nacieron “sin nada” y, gracias al éxito, pudieron “comprar una casa, una heladera, una tele...”. “Pasamos de no tener ni puchos a comprar cosas para apostar al trabajo”, expresa.

“Trucho remix” y proyectos futuros

Sobre los temas que tiene en agenda, el artista oriundo de Morón aseguró que quiere hacer un RKT con “alguien que hable inglés” y mencionó como ejemplo a Lil Pump. “Sería una flasheada”, opinó.

En tanto, adelantó que hizo “Trucho remix” con Omar Montes de España y que grabó otro tema que se llama “Nalga para milanga”. “Pegamos buena onda y vino a Santa Laura”, cerró.