En la zona Sur de la Capital, la Policía realizó diez allanamientos en busca de desarticular una banda de escruche. Los uniformados lograron secuestrar armas de fuego, vestimenta del uniforme policial, electrodomésticos, dinero en efectivo y teléfonos celulares.

“Se trata de una banda que es investigada por diferentes robos registrados tanto en el centro como en el Gran San Miguel de Tucumán. Se sospecha que parte de los elementos secuestrados fueron comprados con el dinero robado. En un domicilio, incluso había un local comercial con muebles nuevos aparentemente para el funcionamiento de una peluquería”, comentó el Comisario Alfredo Díaz, Jefe de la Comisaría Primera.

Las medidas se realizaron en la calle Fortunata García al 1.500, en Barrio Victoria, en domicilios de personas con frondoso prontuario. Un dato que llamó la atención a los investigadores es que las viviendas allanadas contaban con una importante cantidad de cámaras de seguridad en sus alrededores.