En el marco del intenso operativo de búsqueda del prófugo Roberto Carlos Rejas a nivel provincial, nacional e internacional, la Policía de Tucumán secuestró en la noche de este miércoles nuevos elementos que aportan a la investigación de su fuga.

Fue en el marco de un allanamiento realizado en la vivienda del hermano de la novia de Rejas, en la ciudad de Monteros, donde incautaron seis teléfonos celulares, un pendrive, una notebook y dos netbooks. Todos estos aparatos tecnológicos fueron puestos a disposición de la Unidad Fiscal de Graves Atentados contra las Personas, subrogada por el fiscal Pedro Gallo.

La medida, ordenada por el Colegio de Jueces del Centro Judicial de la Capital, fue realizada por los efectivos de Patrulla Motorizada,  Comisaría de Monteros y de la Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos Oeste, todos supervisados por el director General de Investigaciones, Comisario Inspector Jorge Dib. Además, participaron el auxiliar fiscal Carlos Pais y el auxiliar del ECIF (Equipo Científico de Investigaciones Fiscales), Juan Pablo Armayor.

Todos los equipos tecnológicos se sumaron a los secuestrados la noche anterior en cinco viviendas de familiares y allegados del condenado por doble homicidio, que se concretaron en distintos puntos de la Capital,  San Andrés y en Monteros.