Este lunes, de acuerdo a los fallos emanados por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, en torno a la jubilación de magistrados del Poder Judicial, el gobernador, Juan Manzur, señaló que decidió aceptar la renuncia para que el juez Francisco Pisa inicie sus trámites previsionales. “Hay un mandato de la Corte Suprema de Justicia”, comenzó su explicación Manzur.

Asimismo, continuó remarcando que “a raíz de fallos anteriores, por el cual el gobernador no tiene facultad para oponerse a la jubilación de un magistrado. Cumpliendo lo que dice la justicia, hemos tenido que aceptar la jubilación a este juez”, afirmó. A la vez, se solidarizó con la familia de Paola Tacacho, docente de inglés asesinada por un ex alumno.

“Siento mucho la tragedia que vivió esta familia. Voy a estar a la par de ellos”, pero reiteró: “Como gobernador tengo que cumplir el mandato judicial”. Por otra parte, se refirió a las opiniones en seguridad de los legisladores opositores con relación a la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura de Tucumán: “Es uno de los temas que más nos ocupa”.

“He mencionado todas las acciones llevadas adelante como la incorporación y formación de recurso humano; compra de tecnología y equipamiento disuasivo de seguridad, adquisición de cámara para obtener información del delito. Se trata de una inversión muy grande del Estado que vamos a mantener en este esquema”, remarcó.

“Hacemos un esfuerzo muy grande, en un contexto complejo, donde tuvimos que priorizar todo lo que tenía que ver con la pandemia. Somos conscientes que es una tarea que tenemos que profundizar mucho y redoblar los esfuerzos”, finalizó Manzur.