Con 11 años, el fútbol lo llevó a tener su primer contacto con el deporte, pero por cosas del destino y motivación extra por el lado materno, a Leandro Pérez Lazarte comenzó a gustarle el atletismo y a los 16 decidió dar el primer paso.

“Lo que más me motiva para competir es conocer el límite de mi cuerpo, esa intriga de saber hasta donde puedo llegar es lo que me impulsa. Soy un atleta muy constante y confiado en lo que hago, en la línea de largada no le tengo miedo a nada”, confesó.

En lo que va del año, y a pesar de todo el contexto difícil que se vive aún por la pandemia, Leandro puede decir que el balance es positivo en esta primera etapa de competencias:

  1. 5 millas nocturnas de General Madariaga. Segundo puesto con un tiempo de 23′25″
  2. 1 milla, torneo apertura (Mar del Plata) Primer puesto con tiempo de 4.22.54
  3. 3000 metros, Torneo Homenaje Carlos Santos y Alberto Beguiristain (Mar del Plata) primer puesto y tiempo de 8.32.63
  4. 1500 metros, Torneo nacional virtual (Mar del Plata) Primer puesto 3.53.79
  5. 5000 metros, Torneo nacional virtual (Mar del Plata) Primer puesto 14.59.17
  6. 1500 metros, Campeonato Bonaerense de Atletismo (Mar del Plata) Primer puesto 3.54.10
  7. 800 metros, campeonato bonaerense de atletismo (Mar del Plata) Primer puesto 1.54.48
  8. 1500 metros, Grand Prix Sudamericano, Entre Ríos. octavo puesto 3.48.56.
  9. 5000 metros, Grand Prix sudamericano, Entre Ríos. Duodécimo puesto 14.45.52
  10. 1500 metros, Nacional de Mayores, Entre Ríos, quinto puesto 3.48.17 (Récord tucumano Absoluto)
  11. 800 metros, Nacional de Mayores, Entre Ríos, segundo puesto 1.53.01 (Subcampeón argentino)

Mejores marcas personales:

  • 800 metros: 1.53.01
  • 1500 metros: 3.48.17
  • 3000 metros: 8.32.63
  • 5000 metros: 14.45.52

“Cada competencia en la que represento a Tucumán me llena de orgullo, pero en el Grand Prix Sudamericano fue diferente, salí octavo en 1500 metros con la carrera mas rápida corrida en suelo argentino de toda la historia. Con el tema de la pandemia la verdad que a todos les costó, a mi particularmente no me afectó tanto porque me agarró justo en el campo de mis abuelos y allí pude seguir trotando con regularidad”, dijo.

Detrás de todo lo que “Lean” elige hacer respecto al deporte y demás actividades, está el apoyo constante de sus afectos y son los que lo levantan cuando hay días inciertos.

“Siempre en los momentos malos uno se cuestiona si tiene que seguir, pero particularmente en el Nacional de Mayores del 2019, no me fue como esperaba. En ese momento pensé en dejar pero con voluntad y el apoyo de mis seres queridos seguí. En mi familia los más importantes son mis padres y mis abuelos. Y también están mis entrenadores, Jorge Monin y Ezequiel Monin, que ya son parte de ella”, agregó.

Con sus 20 años, “Tucu”, como le dicen en Mar del Plata, lugar donde vive actualmente, tiene una mirada crítica sobre cómo está el atletismo en nuestra provincia.

La verdad que no lo veo muy bien, falta apoyo del lado estatal y muchos chicos con talento tienen que dejar el deporte a los 18 o 19 años para trabajar. En la parte dirigencial también muy mal, en mi opinión no se le da lugar a la gente que de verdad quiere trabajar. Está la misma gente hace 30 años”, reclamó.

Leandro se detiene un instante y mira todo lo que viene recorriendo, cómo empezó, cómo estaba físicamente y analiza todo lo que creció y aprendió de sus maestros para estar hoy en el lugar que se encuentra: “cambié absolutamente todo. Desde la manera en como piso la pista, la presencia, la forma de correr, el planteamiento de una carrera, la verdad que todo. Hay dos atletas que son mis ejemplos y casi todo lo que sé lo aprendí de ellos: Juan Pablo Juárez y Jorge Monin”.

El nacido en el barrio popular de Villa Alem, tiene bien trazadas sus metas y con todo lo logrado hasta ahora, las aspiraciones crecen día a día.

“Campeonatos y récords siempre están como objetivos, pero el paso a seguir es entrar a la plana internacional. Mi gran sueño es ser olímpico, como todos lo que practicamos un deporte amateur”, concluyó.