El vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán, Jorge Berrera, en diálogo con Radio 21 Tucumán, desmintió categóricamente la información que surgió ayer durante la tarde, en la que se afirmaba que el servicio que restan los colectivos en la provincia reducirían sus servicios y solo trabajarían hasta las 22 horas.

“Desmiento que hoy empieza una reducción de servicios nocturnos en Tucumán”, aseveró Berreta, y destacó que el anuncio realizado por Fatap, en el que sostenía que se reduciría el servicio de pasajeros debido a la falta de gasoil en el interior del país es una decisión que está en análisis y que no hay una posición tomada con relación al tema.

El vicepresidente de AETAT manifestó que la complicada situación se debe al “no cumplimiento del Estado nacional hacia el sistema de transporte del interior”.

“La circulación de los colectivos en Tucumán tienen que ver en gran medida con la celeridad en las gestiones realizadas por el gobernador Jaldo, en Buenos Aires”, destacó.

Por otro lado, destacó el ingreso a la Cámara de Diputados del proyecto por el cual se declararía la emergencia al transporte del interior, por lo que manifestó que, “no se realizarían medidas de fuerza en los próximos días”.

El proyecto establece “la emergencia del transporte urbano e interurbano del interior del país y del urbano e interurbano de jurisdicción nacional e internacional” como así también, modificar la Ley de Presupuesto 2021 para que se establezca una prórroga al “fondo de compensación al transporte del interior hasta diciembre de 2022″.

Más adelante, detalla que el objetivo es aumentar al subsidio a 59.500 millones de pesos y “las empresas beneficiarias deberán aplicar para su percepción el sistema SUBE”.