Uno de los equipos debutantes en la primera división de la Liga Tucumana de Fútbol, Juventud Unida, se encuentra atravesando por un complicado momento deportivo a partir de la inesperada salida de la dirección técnica del plantel de Ricardo Luna.

El año pasado, la “Juve” de la mano de Ricardo Luna, consiguió el pase a la máxima categoría, tras vencer en las semifinales a Argentinos del Norte. Luego de ello, armaron un buen plantel para la presente temporada. En lo que va del certamen, el conjunto taficeño consiguió tres victorias ante Central Norte, San Antonio y Unión Aconquija, y un empate en el clásico frente a Villa Mitre.

Pese a ello, el pasado lunes el director técnico fue destituido de su cargo. En una entrevista telefónica con Radio 21 Tucumán, Luna brindó sus declaraciones al respecto “veníamos bien, el objetivo era pelear por no descender y conseguimos 10 puntos de 12 posibles en las primeras cuatro fechas, yo creo que con eso prácticamente nos habíamos asegurado de no pelear por el descenso, y pese al excelente momento del equipo, me informaron que no seguía en el cargo, fue muy repentino, de un día para el otro”, comentó.

“Fue todo muy raro las formas en que se manejaron, al día de hoy sigo sin saber cuáles fueron los motivos de mi despido, y uno solo puede acatar lo que le dijeron, pero no hay un detonante que explique mi salida”, manifestó.

Respecto a su presente y futuro comentó que, “de momento estoy desempleado, porque como te digo, fue todo muy rápido, tengo mi escuelita de fútbol aquí en Tafí Viejo, que es un proyecto nuevo, surgido hace poquito, también dirijo un equipo llamado Santa Fe, en el torneo que se juega en el predio de Las Cañas. Y realmente me gustaría seguir trabajando en la Liga, pero para que yo tenga trabajo, primero alguien tiene que perder el suyo, y es complicado porque todos los clubes tienen sus cuerpos técnicos armados y es un torneo que recién empieza”, finalizó.