El Ministerio Público Fiscal (MPF) inauguró, en el edificio de calle Muñecas 736, las nuevas salas de conciliadores, que dependen de la Unidad Fiscal de Decisión Temprana. Se indicó que hasta el momento los conciliadores venían trabajando de manera virtual, en aquellos casos pasibles de ser conciliados. En ese sentido se precisó que ahora, “el MPF hizo un esfuerzo y reacomodó las instalaciones para que se hagan también los encuentros presenciales. Debido a los protocolos de salud, el personal continuará desarrollando sus tareas de manera mixta”.

Además del titular de la fiscalía,  Marcelo Leguizamón estuvieron presentes en el acto el secretario Judicial, Tomás Robert, y el secretario de Superintendencia, Javier López Pedraza.

Leguizamón remarcó que “estamos contentos con la inauguración de los nuevos espacios físicos que nos dio el Ministerio Público para llevar a cabo y seguir con las tareas de conciliaciones del conflicto penal. Esto es un nuevo concepto que se instala en la sociedad y dentro del ámbito penal en la cual buscamos la solución al conflicto con la ley”. Además, el fiscal habló sobre la reparación para la víctima: “Puede ser de distinto tipo, una que va directo a la víctima por el delito sufrido, y otras reparaciones en beneficio de instituciones públicas como ser hospitales, centros de atención y hogares”.