Luego de un sin fin de especulaciones, respecto a la asunción o no de Germán Alfaro a la banca que ganó como senador nacional el pasado domingo en las elecciones legislativas, el intendente capitalino confirmó que no ocupará el cargo y continuará como jefe municipal de San Miguel de Tucumán.

El cargo lo obtuvo tras obtener 378.140 votos el pasado domingo como representante de Juntos por el Cambio. Su banca será ocupada por su esposa, Beatriz Ávila, quien ocupaba el segundo puesto en la lista de candidatos. Ávila concluye su mandato como diputada nacional este 10 de diciembre.

De acuerdo con lo expresado por Alfaro, su decisión se debió a que su espacio político no obtuvo un lugar en la mesa de conducción del Concejo Deliberante capitalino y se ejecutara la reelección de las autoridades a cargo del PJ y de Fuerza Republicana.