En un megaoperativo con 19 allanamientos en la capital tucumana, personal de la División Robos y Hurtos logró detener a dos hermanos que fueron identificados como los líderes de la banda delictiva que cometió un robo millonario en una galería del microcentro de la ciudad. En tanto que dos efectivos policiales resultaron heridos durante la detención.

“Se allanaron varios domicilios particulares de los sospechosos y otros eventuales que surgieron en la investigación. Se secuestró telefonía celular que será sometida a las pericias correspondientes, dinero en efectivo, dólares, joyas de oro, y otros elementos que son de utilidad para la investigación. Además, se secuestró una motocicleta que puede haber sido usada por los delincuentes para cometer el hecho”, detalló el comisario principal Miguel Carabajal, jefe de la unidad especial.

Cuando se estaba desarrollando las medidas, el personal divisó a dos de los sujetos sobre los cuales pesaba orden de detención por la causa. “En ese momento se inició una persecución en en la que el personal policial arriesgó su vida e incluso fueron atropellados por los prófugos. Se pidieron refuerzos e inmediatamente se presentó más personal de la división, del 911 y del destacamento más cercano al Barrio Villa Victoria, quienes colaboraron para que se proceda a la detención de estas personas que ya fueron puestas a disposición de la justicia”, informó Carabajal sobre las medidas supervisadas por el director de Investigaciones, el comisario Jorge Dib.

Los detenidos son conocidos como ‘Kuki’, de 31 años; y ‘Bichi’, de 23. Al ser aprehendidos también se secuestró el auto Ford Fiesta en el que intentaban huir. “Se trata de dos hermanos que tienen varios antecedentes por hechos delictivos especialmente de la modalidad ‘escruche’, como ocurrió en este caso. La investigación señala que son parte de un conocido ‘clan’ y que uno de ellos es el líder de una peligrosa banda, que opera hace tiempo en la provincia y en otras provincias también”, explicó el comisario.

“Estamos muy satisfechos con el desempeño del personal, que trabajó arduamente para obtener estos resultados. Afortunadamente los dos efectivos que resultaron con lesiones en la detención, no revisten gravedad. Ahora nos encontramos a la espera de las instrucciones de la fiscalía para avanzar en la investigación y poder sacar de circulación a la banda completa”, concluyó.