La Policía mantiene demoradas a tres personas del entorno familiar de Rocío Milagros Rojas, la niña de cuatro años que es intensamente buscada en un descampado ubicado en la localidad de La Reducción, departamento Lules. 

Se trata de la madrina de la pequeña, su hija y yerno, un joven de 21 años, con quienes Rocío compartía la vivienda hasta el mediodía del jueves, cuando fue vista por última vez. Hasta el momento, serían los principales sospechosos de la desaparición de la pequeña mientras se investiga un presunto asesinato.

Los efectivos de la División Homicidios, a cargo de Diego Bernachi y Juana Estequiño, trabajan junto al fiscal Ignacio López Busto, de la Unidad Fiscal en Homicidios I,  y a los peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), en un descampado ubicado detrás de la fábrica de Papelera Tucumán donde se sospecha que estaría el cuerpo de la pequeña, de acuerdo a una versión de su entorno familiar. Incluso, en ese terreno, hallaron un sector quemado.

Con precisas instrucciones del Jefe de Policía, Comisario General Manuel Bernachi,  la fuerza mantiene un importante despliegue con más de 200 policías en la zona de Lules. En el lugar están trabajando los perros adiestrados en rastreo de la Sección Canes, entre ellos la perra Wanda;  los efectivos de la Comisaría de Lules, Infantería Oeste, Caballería, Investigaciones,  Trata de Personas, Delitos Rurales, Patrulla Motorizada, Bomberos, Lacustre y otras divisiones que prestan colaboración para recorrer toda el área.