Las aves sufrieron una intoxicación posiblemente al comer carne envenenada.


Voceros de la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos de Tucumán, informaron que cinco Cóndores Andino, el ave voladora más grande del mundo que está en peligro de extinción, fueron rescatados en el Valle de Tafí y se recuperan después de sufrir una intoxicación posiblemente al comer carne envenenada.

De esta forma, los Vultur gryphus (nombre científico) lograron recuperarse gracias a la asistencia brindada por los profesionales y cuando reciban el alta, lo que sucederá una vez que puedan desplegar las alas para volar, serán liberados para que regresen a su hábitat natural.

En tanto, la ingesta de carne contaminada habría intoxicado a las aves, según las especulaciones de los profesionales que participaron del rescate que se realizó en medio de las restricciones de circulación impuestas por la pandemia de coronavirus y cumpliendo los protocolos sanitarios.

No obstante, no está descartado que las aves hayan comido posiblemente un puma que murió envenenado por habitantes de la zona, para evitar que el felino se alimente de sus animales caseros. Por su parte, los equipos rescataron seis ejemplares, de los cuales uno murió y los demás mostraron buenos signos de recuperación.

“Es un daño enorme para una población que está diezmada en la región”, señalaron voceros de la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos de la Provincia. El Cóndor Andino es el ave voladora más grande del mundo y su función en la naturaleza es esencial para la salud del ambiente.

A su vez, su condición de carroñero lo lleva a alimentarse de los restos de animales muertos, los cuales podrían diseminar enfermedades peligrosas. La especie se distribuye en América del Sur, desde Venezuela hasta Tierra del Fuego e Islas de Los Estados en Argentina, a lo largo y ancho de la Cordillera, hasta alturas de 7.400 metros sobre el nivel del mar.




Comentarios