Es una práctica sumamente peligrosa, pero que es constante en esta zona de la villa veraniega.


Tras la apertura de las compuertas del dique El Cadillal y la posterior crecida del río Loro, un grupo de jóvenes no encontró mejor forma para divertirse que arrojándose desde el puente de hierro sobre el río crecido. Asimismo, estas imágenes fueron tomadas por otros jóvenes que se encontraban en el lugar.

Sin embargo, a pesar de ser una práctica sumamente peligrosa, suele ser una actividad contante en la zona de la villa veraniega. No obstante, también es común que, en épocas de veranos, en este sector del lecho del río se produzcan rescates.

Generalmente, durante los fines de semana de los meses más calurosos de nuestra provincia, muchos tucumanos buscan refrescarse en las orillas del río Loro, es ahí cuando muchas veces no se mide el peligro.

Por este motivo, nuevamente este río es noticia por la falta de precaución. Afortunadamente, en esta ocasión no se registraron casos de ahogamiento, pero las imágenes son elocuentes y hablan por sí solas del peligro que produce este tipo de actos.




Comentarios