El hecho ocurrió en la madrugada del 22 de diciembre. La víctima murió tras una violenta golpiza a la salida del boliche.


Este martes, un hombre de 38 años que trabajaba como seguridad de un local bailable fue detenido por el homicidio de Ramón Acuña, un policía de tránsito municipal, después de que fuera identificado como uno de los responsables de propinarle una violenta golpiza a la salida del boliche.

El hecho tuvo lugar en la madrugada del 22 de diciembre. Por este motivo, tras una investigación realizada por la División Homicidios, se realizó un allanamiento en Villa 9 de Julio ordenado por María Carolina Ballesteros, del Juzgado de Instrucción.

Alrededor de las 19.30, irrumpieron en un domicilio en calle López y Planes al 200 y lograron la detención del hombre, que se desempeñaba como seguridad del lugar donde ocurrió el hecho y que fue señalado como principal autor de los golpes que le provocaron la muerte del empleado municipal, de 55 años.

Acuña había ido a buscar a su hija de un boliche ubicado en avenida Benjamín Aráoz al 700. Cuando se retiraban, se desató una discusión entre la víctima y uno de los hombres encargados de seguridad y estos comenzaron a propinarle una brutal golpiza. Según testigos, Ramón cayó descompensado al suelo pero continuaron pegándole hasta que un policía intervino y le realizó primeros auxilios.

Acuña regresó a su casa pero horas después su familia lo llevó al Hospital Padilla. Después, optaron por trasladarlo a un sanatorio ubicado en Las Heras al 500, donde quedó internado. Finalmente, en la mañana del viernes 27 de diciembre sufrió dos paros cardiorrespiratorios y falleció a causa de un traumatismo encéfalo craneal (TEC).




Comentarios