Gran cantidad de fieles hubo en las distintas celebraciones. Asistió monseñor José María Rossi.


Dos ceremonias religiosas, una originaria en Europa y otra de La Rioja, tuvieron lugar en la ciudad de Concepción. Además sería una de las últimas ceremonias del obispo del lugar, monseñor José María Rossi, quien será reemplazado por monseñor José Melitón Chávez.

Por una parte, la imagen peregrina de la Virgen de Fátima, de Portugal, que viene recorriendo gran parte del mundo, estuvo en la parroquia de Fátima, ubicada en el barrio San Martín, de esa ciudad. Hubo una gran cantidad de fieles y allí el intendente, Roberto Sánchez, asistió ceremonias religiosas de Consagración de la Ciudad a la Virgen de Fátima. Sánchez, su esposa y el Secretario de Hacienda de la Municipalidad, depositaron flores al pie de la imagen en representación de todo el pueblo de esa ciudad.

Luego, frente a la Catedral, con la presencia del obispo Rossi se llevó a cabo el tradicional Tinkunaco, el encuentro de San Nicolás y el Niño Alcalde. En la ceremonia, el intendente entregó la llave de la Ciudad al Obispo y éste le entrega la Sagrada Biblia, como símbolo de unión entre los pueblos. Esta es una celebración riojana que concentra a peregrinos, devotos o promesantes que participan de los tradicionales festejos en los primeros días del mes de enero.




Comentarios