En fiscal federal a cargo de la Fiscalía Federal Nº 2 de Mar del Plata, Daniel Adler, pidió la elevación a juicio de siete personas acusadas de integrar una organización narcocriminal que distribuía droga en las localidades de Tres Arroyos, Gutiérrez, Tandil, Mar del Plata, Bahía Blanca, Punta Alta, como así también en la Ciudad de Buenos Aires.

La organización operaba bajo la fachada de un emprendimiento agrícola en la localidad de Batán. Entre los imputados figuran cinco ciudadanos de origen boliviano y un paraguayo.

La investigación se inició a mediados de 2018, a través de una denuncia anónima que se realizó en la División Antidrogas de Mar del Plata de la Policía Federal Argentina (PFA), que advertía sobre actividades de producción y distribución de estupefacientes, detrás de una supuesta explotación hortícola.

El informe de la fiscalía estableció que se trataba de “un grupo altamente organizado de personas que se dedicaba al acopio, suministro y comercialización a una escala superior de estupefacientes y que también se registraban numerosos cruces a Bolivia y otros países limítrofes”, indicó el fiscal.

“Dicha organización que operaba al menos desde marzo de 2016 en al menos 7 predios de Batán, utilizaba como pantalla la producción y la venta de verduras en esa localidad, y se dedicaba a la comercialización a gran escala de estupefacientes, principalmente clorhidrato de cocaína pero también marihuana”, aseguró el fiscal y agregó que la banda “contaba con distintos eslabones de mando y roles en la cadena de comercialización, que abarcaba la producción, fabricación, la preparación, el estiramiento, el transporte, el acopio, el fraccionamiento y la comercialización del material estupefaciente que luego era distribuida a otras localidades.”

La banda fue desarticulada en octubre de 2019, tras más de 20 allanamientos realizados en distintos puntos del país, en dos localidades del Partido de General Pueyrredón, en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Bahía Blanca y en la provincia de Salta,. En los operativos fueron detenidos los siete imputados y se secuestraron casi 115 kilogramos de cocaína y dinero en distintas monedas por más de 5 millones de pesos como así también, más de 200 kilos de hojas de coca, siete vehículos, dos armas de fuego, 35 teléfonos celulares y elementos utilizados para el fraccionamiento de la droga.

A través su página web, el Ministerio Público Fiscal de la Nación informó que “en relación a los seis imputados de nacionalidad extranjera, se dio intervención a la Dirección Nacional de Migraciones a los fines correspondientes”.