Mariela “la negra” Bianchi es tresarroyense y desde hace varios años está radicada en Mar del Plata. Allí encontró su lugar en el mundo no solo desde lo territorial por la ciudad que la acogió sino desde lo espiritual, donde logró desarrollar una vocación que tiene arraigada, de chica, en su corazón.

Mariela, desde su arribo a "La Feliz", estudió Educación Especial y combinó su vocación de siempre con su otra pasión de toda la vida: la Música.

En una entrevista para Vía Tres Arroyos Mariela Bianchi nos cuenta sobre su experiencia y sus planes futuros como profesora de Música de Educación Especial.

Mariela Bianchi

“Parte de nuestro trabajo, y digo nuestro porque somos varios los involucrados, más allá de utilizar la música como herramienta de inclusión, también sirve para todas aquellas personas que están en situación de vulnerabilidad social. La música incluye, ayuda a la autoestima, para dejar de ser quien es o el mote que le pusieron socialmente a una persona y pasar a ser un músico".

"Yo trabajo con personas con todo tipo de situaciones -continúa - desde personas muy tímidas, a personas con distintas patologías como autismo, parálisis cerebral, Síndrome de Down, Síndrome de Williams, entre otros. En ese contexto, frente a la música somos todos iguales, él que puede tocar toca, él que puede cantar, canta y sino aporta a su manera. Estudié Musicoterapia para poder abarcar un poco más de distintas patologías y la verdad es que es fascinante".

Mariela Bianchi

Durante sus años en Tres Arroyos formó parte del grupo de payasos Detona-Dos y se la solía ver cantando en diferentes pubs y festivales que se realizaban, pero también tenía tiempo para realizar trabajos solidarios para distintas instituciones.

“En Tres Arroyos yo ya estaba trabajando, la gente del Rotary siempre me llamaba, no solo para cantar sino para participar en diferentes causas. A mí siempre me gustó ayudar a la inclusión, en mi familia hay situaciones de Síndrome de Down y con ellos siempre tuve una conexión increible. Ni bien llegué a Mar del Plata me puse a estudiar Educación Especial y me recibí. Siempre tuve la vocación solo había que orientarla”.

Mariela Bianchi

"La música hace bien al alma, - continúa Mariela -muchos dicen 'no sé tocar instrumentos, no sé cantar', yo lo único que les digo es que lo intenten, sea amateur, sea profesionalmente, cantá, cantá en la ducha, cantá en tu casa, gritá en el patio, es terapéutico, es asombroso como funciona la música en todas las personas y en los animales también".

Consultada sobre sus planes futuros, cuando la pandemia de Coronavirus permita reanudar las actividades Bianchi comentó: "Hay proyectos para después de la pandemia. Con dos profesores de música, la idea es armar un taller donde puedan llegar todos, abierto a todos, no solo personas con discapacidad, que exista una inclusión masiva, donde todos puedan compartir y crear juntos".

Mariela Bianchi

“Por suerte en los últimos años la inclusión ha avanzado muchísimo tanto a nivel educativo como social y laboral, para eso trabajamos para seguir construyendo inclusión”. – finalizó.

Mariela Bianchi apuesta y aporta “su granito de arena” para construir una sociedad para todos, desde la solidaridad, la inclusión, el respeto y el amor al prójimo, es sin duda, una de esas personas necesarias para crear ese mundo justo que todas las personas de bien, sueñan.