En horas de la noche del jueves, Tolhuin y la provincia se enteraba del fallecimiento de Roberto Berbel, un referente de la ciudad meditarránea fueguina.


En la ciudad de Río Grande, falleció el señor Roberto Daniel Berbel Smolcic. También conocido como “El loco”, “Roberto”, “el Director de Turismo”, “el dueño del Camping Hain”, “el reciclador”, “el aventurero”. Así lo llamaron afectuosamente durante estos 56 años de vida al hombre que promovió varias actividades en la ciudad de Tolhuin.

Roberto Berbel en los estudios de Radio Mitre Ushuaia (2019).

Fue promotor, pionero del Turismo en el corazón de la isla. Con un estilo único e inquieto, siempre estuvo trabajando en “locuras”, logró innovar y crear cosas insólitas que sirvieron para que este hombre se vuelva un personaje destacado en la ciudad y que con su carisma cautivó a la población. Durante varios años, fue Director de Turismo de la localidad. Construyó una sede cultural y recopiló información valiosa para la historia e identidad tolhuinense.

Roberto Berbel un genio que convirtió lugares destruidos y olvidados, en oportunidades de conciencia del cuidado del medio ambiente y reciclado – Tolhuin.

Luego de sobrellevar una enfermedad que lo acechaba, dejó de existir y dejó su legado a las generaciones. Tenía tres hijos varones, su madre, sus dos hermanas y cuñados, cinco sobrinos, un nieto y su ex esposa, quienes acompañaron a Roberto durante toda su vida.

Roberto Berbel en los estudios de Radio Mitre Ushuaia (2019).

Dueño de tantas historias, su hermana escribió una carta de despedida que, al leerla llenan de lágrimas hasta el más rudo hombre sureño. Entre líneas,  su hermana Ana, dejó ver su espíritu amante de la libertad, de la sencillez, del viento y las escarchas propias de estas tierras, de las artesanías con materiales reciclados, la bicilceta de rueda grande, la bicicleta acuática con la que recorrió la extensión del Lago Fagnano, la moto, los trenes, los chistes, la fiesta de la lenga y el carnaval de invierno.

A todo hombre que sueña le falta un tornillo. Este tornillo no los volverá cuerdos; por el contrario, los preservará contra la pérdida de esa locura luminosa de la que se sienten orgullosos. (Quinquela Martín) – (Foto Rodrigo Muñóz).

Enamorado de “Tol-Wen” (Corazón en lengua originaria Selk’nam), que eligió como su lugar en el mundo, la que él bautizó como “Capital del reencuentro con uno mismo”. Un “loco” que, si bien su cuerpo descanzará en paz en la provincia que eligió para vivir, su alma vivirá en el recuerdo de los que tuvieron la suerte de conocerlo. “Hasta siempre Robertito y como ‘la Mosquera no tiene fin’, acá tu cuerpo descansa en paz pero tu alma la seguirá allá viviendo la eternidad intensamente con el viejo y los abuelos que te reciben con esa luz espléndida de los bellos campos del cielo”, finaliza la carta de su hermana.

Roberto Berbel escribió y bautizó Tolhuin como la “Capital del reencuentro con uno mismo”.

Carta de Ana a su hermano Roberto Berbel (captura de la carta de Ana publicado en un medio local).

Los restos de Roberto Berbel descansarán en la bóveda familiar del cementerio de Río Grande, luego de una ceremonia reservada sólo a su familia en virtud de las condiciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Roberto Daniel Berbel Smolcic Q.E.P.D (Foto Rodrigo Muñóz).




Comentarios