Un accidente fatal se cobró la vida de un hombre en la localidad santiagueña de La Dársena en el barrio Los Escolano. Un jardinero mientras se encontraba trabajando, subió a un árbol para podarlo con su amoladora, sin embargo, perdió el control de la herramienta lo cual le produjo varios cortes en el cuerpo que le provocaron la muerte. Toda esta trágica escena fue frente a su hijo, que lo había acompañado a realizar el trabajo.

La víctima fatal fue identificada como Ricardo Torres, de 52 años. Su hijo le contó a las autoridades que, todo transcurría de manera normal hasta que de pronto la amoladora se trabó justo cuando el jardinero estaba por cortar la parte alta de un árbol. Ricardo se había apoyado sobre un tacho de plástico de unos 200 litros, tomó la herramienta, la prendió y comenzó a cortar la planta. De repente, los dientes de la cuchilla de la amoladora quedaron atrapados dentro de la madera. Intentó solucionar el problema, pero perdió la estabilidad, trastabilló y ahí la amoladora le provocó cortes de gran profundidad en el pecho y en el abdomen por lo que cayó muerto.

La dueña de la vivienda en la que el jardinero estaba trabajando se presentó en la comisaría y relató la terrible situación, allí, Ricardo fue rápidamente llevado al Centro Integral de Salud Banda pero llegó sin vida.

En el caso intervino el fiscal Hugo Herrera, quien ordenó que el cadáver fuera examinado por el médico de Sanidad, y que los peritos de Criminalística realizaran trabajos de fotografía y planimetría en la casa. Además secuestraron la amoladora.

El cuerpo de la víctima fue entregado a sus familiares luego de que se corroborara que no presentaba otro tipo de lesiones.