El nuevo temporal que azotó a la provincia provocó diferentes complicaciones, entre las que se destacan las múltiples localidades que quedaron bajo el agua y sigue la preocupación del sector productivo por la posibilidad de perder parte de la cosecha.

Miguel Mandrille, ministro de Producción de la provincia, se refirió a las intensas precipataciones que tuvieron lugar en los últimos días. "Las zonas que no habían perdido la siembra y alcanzaron a recuperarse, ahora, a días de entrar en cosechas, tuvimos este desastre de lluvias con el agregado que podrían registrarse más precipitaciones y complicaría la cosecha que se viene, y una nueva siembra por hacer a través del Pro Agro, en aquellas zonas que estuvieron inundadas y perdieron la alfalfa, especialmente en la zona de riego", afirmó.

"Ojalá que los productores puedan ir recuperándose a través de la siembra tanto de alfalfa como trigo, entre los pequeños y grandes productores", continuó y pidió reforzar las zonas en la que hubo pérdidas totales de algodón y alfalfa.

Por último, una de las zonas más complicadas es el canal que comparten Santiago del Estero, Chaco y Santa Fe. "Fue limpiado del lado de nuestra provincia, en una extensión de 20 kilómetros, en la zona de Las Arenas hacia los bajos submeridionales, logrando escurrir el agua de La Nena, La Simona, El Cuadrado, pero lamentablemente esta últimas lluvias dejaron los caminos totalmente intransitables. Ojalá el agua se vaya lo más rápidamente posible para evitar seguir perjudicando a la gente y al productor, más aun con el aumento del combustible y la semilla dolarizada", cerró en declaraciones a El Liberal.