Un conflicto que se destapó en el último mes y tuvo mucha repercusión en la provincia fue el caso de supuestos cobros de sobreprecios en la venta de combustibles al Estado.

Por​ esa causa ya hay cuatro imputados por la Justicia. Aldo Basbús, excontador general de la provincia, declaró el martes ante la fiscal Érika Leguizamón y quedó imputado como jefe de asociación ilícita, violación de deberes de funcionario público y defraudación calificada en perjuicio del Estado provincia.

El otro es Zavaleta, que es uno de los encargados del Fondo Único, como miembro de asociación ilícita, violación de deberes de funcionario y defraudación.​ Los otros dos son Abdala y Jorge, dos estacioneros locales como miembros de asociación ilícita y defraudación calificada en perjuicio del Estado provincial.

La audiencia se desarrollará el próximo viernes, y allí la Fiscalía ya tendría definido las responsabilidades de estos cuatro sujetos. Cabe recordar, que la Fiscalía de Estado había presentado una medida cautelar en la que pedía la inhibición de bienes de los involucrados, que serían más de 30 dueños de estaciones de servicios, informó El Liberal.