El Servicio Meteorológico Nacional advierte que pueden estar acompañadas por fuertes ráfagas, caída de granizo e intensa actividad eléctrica.


El clima viene castigando a la provincia, que ya sufrió varios temporales y se encendieron las alarmas, ya que se conoció que rige un alerta meteorológico para todo el territorio provincial por lluvias y fuertes tormentas.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que pueden estar acompañadas por fuertes ráfagas, caída de granizo, intensa actividad eléctrica y abundantes precipitaciones en cortos períodos.

SI bien la semana arrancó con el cielo parcialmente nublado y vientos leves del sector este, se prevé que para la tarde el tiempo vaya desmejorando con probabilidad de lluvias y tormentas, algunas fuertes. Habrá vientos leves o moderados del sector este.

Para este lunes en la Madre de Ciudades se espera que haya una temperatura mínima de 23° grados, mientras que la máxima alcanzará los 35°, indicó el organismo.






Comentarios