La leyenda norteamericana hizo una tenaz defensa del santiagueño por denunciar las mafias que arreglan partidos


El ex número uno del mundo destinó su segmento “el comisionado del tenis”, que protagoniza para la cadena Eurosport, a elogiar la actitud de Trungelliti, a quien calificó como “un hombre honrado, que dijo la verdad e hizo lo correcto”

McEnroe en su programa

El estadounidense recordó la participación del santiagueño en el torneo parisino de Roland Garros 2018. En aquella ocación y luego de perder la qualy, el jugador regresó manejando desde Barcelona hasta París para inscribirse y acceder como lucky loser (en remplazo de Nick Kyrios) al torneo, en el que derrotó en la primera ronda al australiano Bernard Tomic antes de caer con el italiano Marco Cecchinato. Desde ese momento su historia recorrió el mundo.

“En 12 meses, la sonrisa contagiosa de Marco ha desaparecido”, aseguró McEnroe “ahora es un hombre destrozado, condenado al ostracismo por sus iguales y acosado en los medios de comunicación”, añadió.

Big Mac cargó contra el ucraniano Sergiy Stakhovsky, miembo del consejo de jugadores de la ATP, quien en abril acusó de “soplón” a Trungelliti a través de su cuenta de Twitter, aunque luego se retactó tras ser cruzado por el argentino.

“¿Estamos en una película de mafiosos? ¿En el mundo del tenis sos buchón si denunciás corrupción? ¡Callate la boca, Sergiy! ¡Vos y tu concejo de la ATP deberían levantar una estatua en honor a Marco!”, le recomendó a los gritos.

El ganador de siete torneos de Grand Slam aseguró que luego de que su denuncia derivara en junio pasado en la suspensión de algunos colegas, entre ellos los argentinos Federico Coria, Nicolás Kicker y Patricio Heras, el santiagueño “fue vilipendiado y tildado de buchón” y “fue insultado tanto en las redes sociales que ya no se anima a jugar en Sudamérica”

El norteamericano cuestionó la falta de apoyo de sus colegas a Trungelliti, quien “es el único que tiene la valentía necesaria para hablar de esta plaga que está destrozando nuestro deporte poco a poco”

En junio de 2015, el santiagueño, quien actualmente ocupa el puesto 130 del ranking mundial, recibió una oferta para incorporarse a una trama de jugadores que arreglaban partidos a cambio de dinero. Las cifras que le ofrecieron fueron entre 2.000 y 3.000 dólares por encuentro de Future, entre 5.000 y 10.000 en challengers y entre 50.000 y 100.000 por suelos del circuito de ATP.






Comentarios