En el final de la conferencia de prensa que el gobernador Sergio Ziliotto brindó este miércoles junto al ministro de Salud, Mario Kohan, donde presentaron el primer informe semanal sobre el avance de la vacunación contra el coronavirus y el estado de situación del plan estratégico que se desarrolla en La Pampa, este último contó una infidencia.

Tal vez me quieran asesinar después por lo que voy a decir, pero yo no voy a hablar ahora como ministro sino como médico”, dijo Kohan. “A mi me están llamando telefónicamente funcionarios, no voy a hacer nombres, no voy a cometer ese desliz, me están llamando funcionarios que están en la franja etárea de 18 a 59 años, que me dicen: ayer me convocaron pero no fui”.

“¿Porqué no fuiste?”, le preguntó el ministro. “Que voy a ir yo, me van a sacar fotos, voy a salir en todos los medios, me van a destruir, y van a destruir al gobernador”, relató el funcionario. “Y le digo: ¡pero por favor, estamos todos locos, tenemos la cabeza quemada!”, abundó Kohan.

El ministro recomendó que los funcionarios se vacunen cuando sean convocados (Vía Santa Rosa)

Luego explicó que “si usted es obeso y es convocado, por favor vacúnese, puede ser funcionario público o chofer de un camión. Yo tengo un dilema ético porque les estoy recomendando que se vacunen pero tienen miedo. De mi propio ministerio me dicen: -me llegó el turno en el día de ayer y no fui. Lo van a matar a usted, doctor-. ¡Que me maten! Andá y vacunate”, le recomendó.

El ministro se explayó en el concepto, puntualizando que “yo les voy a pedir a todos los funcionarios públicos del Gobierno de La Pampa que se vacunen cuando el sistema les da el turno. No los citan porque son funcionarios. Los citan porque son obesos, diabéticos, o porque tienen una enfermedad tumoral. Cuando aplicamos una vacuna que se puede usar por grupo de edad (en relación a la vacuna china Sinopharm, aplicable entre los 18 y 59 años), lo hacemos por riesgo de muerte”, subrayó.

Por último y en un marcado tono emocional, Kohan dijo: “A mi no me importa que me denuncien. ¡Que se vacunen! Porque antes de ser funcionario es un ser humano, como cualquiera de nosotros. Y cuando nos requiera la Justicia para que mostremos lo que hay que mostrar, por supuesto que lo vamos a hacer. No tenemos nada que ocultar”, concluyó.