En un comunicado publicado por la Agencia Provincial de Noticias, el Gobierno pampeano anunció que consensuó con representantes del sector gastronómico y la organización de eventos, que no paguen el impuesto sobre los Ingresos Brutos de diciembre y que los establecimientos puedan permanecer abiertos hasta la una y media de la mañana.

La reunión, realizada en la mañana de este miércoles, fue presidida por el secretario de Trabajo y Promoción del Empleo, Marcelo Pedehontaá, donde se dialogó con los representantes sectoriales algunas necesidades puntales que eran requeridas vinculadas a a los afectos negativos que la pandemia provocó en un sector que, a pesar de las limitaciones impuestas por el coronavirus, está trabajando desde el 5 de junio de 2020.

La reunión realizada este miércoles (APN)

La medida de la suspensión del pago de Ingresos Brutos para diciembre resulta significativa para el sector teniendo en cuenta que es un mes en el que la gastronomía incrementa la actividad y, consecuentemente, aumenta la carga del gravamen.

Aunque no se conocen aún las presentaciones por dicho Impuesto porque no ha vencido el plazo, las estimaciones del Gobierno provincial realizadas en base a proyecciones estadísticas indican que la medida implica un esfuerzo fiscal aproximado de 12 millones de pesos.

En relación a los horarios para los comercios de gastronomía, bares, confiterías y organización de eventos, se consensuó que podrán mantener abiertos los locales hasta la una y media de la mañana, y entre las 2 y las 6:30 estará prohibida la circulación, salvo para las actividades esenciales, medida que entrará en vigencia a las cero hora del próximo viernes 5.