En la tarde del domingo, una niña de 2 años que cruzaba la calle 26, en Victorica, fue atropellada por una moto conducida por un menor de 16 años, que iba acompañado por otro de la misma edad, quienes se dieron a la fuga.

Producto del impacto, la niña, de nombre Franchesca, sufrió lesiones gravísimas en su cabeza. "Presentaba traumatismo craneoencefálico, pérdida de conocimiento, sin reflejos neurológicos", indicó el director del hospital de Victorica, Darío Zunini.

El lugar del accidente (La Arena)

En medio del dolor, la familia de la nena decidió la donación de sus órganos, una decisión solidaria que permitirá mejorar la vida de otros pequeños.

"Comunicamos que se llevó a cabo un operativo multiorgánico de una paciente femenina de dos años. Fue gracias a la solidaridad de sus padres que tomaron la decisión de donar sus órganos. Dicho operativo se realizó con el equipo del hospital Garrahan y nuestros cirujanos pediátricos por lo que se pudo ablacionar block hepático y renal", informaron desde el hospital Lucio Molas, lugar en el que se realizó la operación.

"Dadas las medidas antroponométricas del donante, sólo se ablacionan aquellos órganos que tienen receptores. Hacemos extensivo el agradecimiento a todo el personal del hospital que trabajó y permitió que esto pudiera llevarse a cabo", concluyó el comunicado.

Franchesca, la niña de 2 años que falleció este domingo (Telefenoticias)

Los adolescentes que circulaban en la moto fueron localizados en la mañana del lunes en sus respectivos domicilios, que fueron allanados por efectivos de la Comisaría Departamental de Victorica y de la capital pampeana.

En un taller mecánico secuestraron una moto de 125 centímetros cúbicos que manejaba el menor, quien por su edad, no está habilitado para conducir un rodado de esa cilindrada, confirmaron fuentes policiales. Los adolescentes quedaron en libertad a disposición de la Justicia.

En medio de la consternación que causó el fallecimiento de Franchesca, sus familiares convocaron a una marcha para este miércoles, en reclamo de justicia, frente a la sede de la Fiscalía local.