Fue en la madrugada de este domingo en un salón ubicado en Avenida Perón al 1.700.


Una fiesta clandestina convocada por Instagram en medio de la cuarentena en Santa Rosa, terminó con 81 jóvenes demorados en un importante operativo policial en el que participó personal de la Seccional Sexta, y con varios automóviles secuestrados.

El episodio ocurrió en la madrugada del domingo, en un salón ubicado en Avenida Perón al 1.700, en Santa Rosa, y la primera patrulla llegó al lugar alrededor de las 3. “Nos abrieron la puerta recién a las 7 de la mañana, estuvimos casi 4 horas tratando de sacar adelante esta situación“, le dijo una fuente policial a El Diario.

Fiesta clandestina (El Diario)

Casi un centenar de jóvenes fueron notificados por infracción del artículo 205 del Código Procesal Penal y el dueño del salón, de unos 35 años de edad, de apellido Lett, fue trasladado a la comisaría y posteriormente notificado en libertad.

En el operativo, que duró hasta alrededor de las 9 de la mañana, hubo 81 jóvenes demorados y notificados ante la Justicia, y secuestraron una importante cantidad de vehículos que estaban estacionados en los alrededores.

La policía secuestró varios vehículos (La Arena)

“El salón está para alquilar y tiene una dependencia grande atrás. La fiesta se estaba haciendo ahí, en ese dependencia detrás del salón a la que en principio no podíamos acceder y no se puede ver a nadie desde la vereda”, explicó la fuente, indicando que “casi seguro muchos se escaparon por ahí atrás“.

En las inmediaciones del lugar se observaron varios procedimientos de identificación de grupos de chicas y chicos. La causa quedó en manos de la fiscal Leticia Pordomingo.




Comentarios