Don Ángel Garay era policía en Algarrobo del Águila cuando en 1947 le escribió una carta al entonces presidente.


En el año 1945, Ángel Garay ingresó a la Policía de La Pampa y fue destinado como telegrafista en Algarrobo del Águila, una localidad ubicada a unos 320 kilómetros al oeste de Santa Rosa.

Dos años mas tarde, impresionado por el impacto ecológico en la desertificación del oeste pampeano como consecuencia de la construcción del Complejo Hidroeléctrico El Nihuil sobre el Río Atuel, en la provincia de Mendoza, el policía le escribió una carta al presidente Juan Domingo Perón para reclamarle por el daño ambiental.

La misiva, fechada el 8 de agosto de 1947 en Paso de los Algarrobos, un paraje ubicado a unos 40 kilómetros al sudeste de su lugar de destino, es la primera advertencia de la que se tiene registro sobre los efectos desastrosos que tuvo el corte del Río en La Pampa.

Allí, Garay le dice a Perón, textualmente, “el saldo de la larga sequía que atraviesa esta zona genera la muerte del ganado (…) porque en Mendoza se obstruye el curso de las aguas por el cauce de los ríos referidos (Atuel y Salado) por el regadío de campo en el paraje Loncovaca, del que se benefician sólo dos personas”.

En la carta, el telegrafista le reconoce al presidente que tenía en claro que desatendía disposiciones dentro de la repartición, al eludir el orden jerárquico comunicándose directamente con él por esa vía.

Y a consecuencia de ese reclamo, Perón dispuso, a través de una Resolución del Consejo de Administración de la Dirección de Agua y Energía de la Nación, que Mendoza debía realizar sueltas periódicas, que debían ser durante 7 días corridos en los meses de enero, marzo y septiembre, antecedente que quedó registrado como la primera normativa sobre el uso compartido que debían hacer los estados de La Pampa y Mendoza, litigantes por las aguas del Río Atuel.

Este sábado, el comisario mayor (R) Garay cumplió 99 años y lo celebró en cuarentena en la provincia de Río Negro, donde reside. El jefe de la Policía de La Pampa, comisario general (R) Roberto Ayala, se comunicó con el extelegrafista para “saludarlo, agradecerle y acompañarlo, como lo hacemos siempre desde nuestra institución“, tal como expresaron en una publicación de la Policía en las redes sociales.




Comentarios