Lucía Curti es de Caleufú, reside en Pergamino y es científica del Conicet.


En los últimos días, trascendió públicamente que un grupo de científicos argentinos creó el prototipo de un kit portátil para diagnosticar, mediante una tecnología molecular, si un paciente está infectado con coronavirus, una enfermedad surgida en China que ya causó la muerte de mas de mil personas a nivel global.

“Hace ocho años apareció una tecnología llamada CRISPR que es un sistema de defensa en bacterias que fue adaptado como una herramienta biotecnológica para editar genes”, afirmó a Telam Federico Pereyra Bonnet, uno de los fundadores el proyecto Caspr Biotech.

El año pasado “se descubrió el diagnóstico como un nuevo uso para la tecnología CRISPR” y que a partir de allí, el grupo de científicos creó una empresa bajo normativa del Conicet que “es la encargada de llevar adelante el desarrollo de los kits”, explicó Pereyra Bonnet.

El equipo de científicos que integra la pampeana Curti (Telam)

El proyecto está integrado, además de Pereyra Bonnet, por Carla Gimanez, Franco Goytía, Guillermo Repizo y la pampeana Lucía Curti, una científica que nació en Caleufú, estudió la primaria y la secundaria en esa localidad y actualmente reside en Pergamino.

Pereyra Bonnet agregó que “recientemente lo probamos para detectar coronavirus y los resultados fueron óptimos en relación a sensibilidad y costo. El kit es una tira reactiva de papel en la cual la evaluación puede leerse como en un Evatest y obtenerla en 60 minutos a un costo que es de menos de dos dólares por reacción“.

La empresa que integra Lucía Curti junto al resto de los científicos argentinos comenzó a buscar inversores para que el prototipo del kit portátil pueda convertirse en masivo.




Comentarios