Responden al programa de Desarrollo de la Economía Social del Gobierno de La Pampa.


En la mañana de este martes, en un acto desarrollado en el Centro Municipal de Cultura de Santa Rosa, el Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de La Pampa hizo entrega de 132 créditos a emprendedores de esta ciudad, que responden al programa de Desarrollo de la Economía Social que ejecuta ese organismo.

Presidieron la entrega el ministro de Desarrollo Social, Diego Álvarez, junto al intendente, Luciano Di Nápoli, acompañados por otros funcionarios de sus carteras.

El ministro Álvarez, al centro (Vía Santa Rosa)

Los créditos, por un monto de casi 6,4 millones de pesos, está destinados a emprendedores individuales y asociativos de diferentes rubros, tales como carpintería, peluquería, gastronomía, diseño gráfico, diseño de indumentaria, servicios de limpieza y mantenimiento general, entre otros, que tienen emprendimientos productivos.

Di Nápoli expresó que “lamentablemente, este acto debía haberse hecho mucho tiempo antes, en otra gestión”, y dijo que los créditos “estaban disponibles, y producto de una ineficiente gestión municipal anterior no se pudieron entregar”, se quejó.

El monto total de los créditos entregados suma casi 6,4 millones de pesos (Vía Santa Rosa)

El ministro Álvarez, a su turno, criticó también la burocracia de la gestión del anterior intendente, Leandro Altolaguirre, indicando que quería “hacer un reconocimiento a la gestión de Luciano, porque pusieron esfuerzo para tratar de romper con la burocracia. La verdad que es una situación dolorosa porque en 15 días pudieron resolver la demora que llevó todo un año“, dijo.

Una de las beneficiarias de los créditos que se dedica al diseño de ropa con sublimación y estampados, le contó a Vía Santa Rosa que “hasta hoy venía alquilando las máquinas, ahora la idea es comprarme la plancha, la impresora, y todos los suministros para ir trabajando“.

Stella Maris Fernández, una de las beneficiarias (Vía Santa Rosa)

Stella Maris Fernández, otra de las emprendedoras que tiene un taller de indumentaria, señaló respecto al crédito que “es una ayuda, necesito comprar una máquina de bordar, con una compañera hacemos todo tipo de arreglos y confecciones, nos faltaba la máquina de bordar para completar el taller”.

Y agregó que “cuando pedimos el presupuesto salía una plata y ahora sale el doble. Pero bueno, una ayuda es una ayuda. Vamos a tratar de llegar a comprarla. Las máquinas están a precio dólar y para adquirirlas trabajamos mucho más, pero en dinero es lo mismo“, se lamentó.




Comentarios