Los animales se encontraban a pocos metros de un alambrado que actuó como conductor de un rayo.


22 vacas fueron halladas muertas a causa de una tormenta eléctrica en un campo cercano al pueblo Quehué, en La Pampa. Los animales eran de Los Corrales, una de las cabañas más importantes de la zona donde crían y mejoran genéticamente vacas y toros de la raza Angus.

Cada ejemplar costaba entre $100 mil y $200 mil, según informó Raúl Hoven, dueño de la cabaña, por lo que las pérdidas causadas por la tormenta fueron millonarias.

Las vacas fueron encontradas echadas al lado de un alambrado que actuó como conductor de la descarga eléctrica. Todas murieron en el acto, lo que lo convierte en un hecho poco común.

Hoven, en diálogo con TN, explicó que no tenía ningún tipo de seguro ante una eventualidad como esta. “Es un trago amargo, la tormenta ocurrió justo después de una dura sequía en La Pampa”, se lamentó.

Vacas muertas en La Pampa (web)

Además, el productor agropecuario relató que en sus más de 35 años de experiencia tuvo algunas perdidas de ganado por la misma causa pero nunca un lote tan numeroso.

Un video que muestra las imágenes de las vacas muertas causó impresión y se viralizó rápidamente en las redes sociales. Su dueño explicó que los animales fueron enterrados en una zanja en el mismo campo. 

“Hay vacas que pueden valer 100 mil, otras 150 mil y hasta 200 mil o más. Son vacas fundadoras. No tienen precio”, especificó el hombre ante la pregunta de la prensa.




Comentarios