Tiene 14 años y la llevaban desde General Pico al Hospital Garrahan de Buenos Aires.


Este domingo, Estefanía Oviedo, de 14 años, era traslada desde General Pico, donde reside con su familia, hasta el Hospital Garrahan de Buenos Aires y, al dar las 12 de la noche en plena ruta, la enfermera y los ambulancieros pararon el vehículo y le festejaron el cumpleaños.

Estefanía con la enfermera (Pampadiario)

Ante la sorpresa y emoción de Estefanía y su madre, Claudia Paredes, que la acompañaba, el personal de salud le cantó el feliz cumpleaños y le regalaron una torta, entre globos, gorros, trompetas y lágrimas de alegría.

La historia de la nena está atravesada por la lucha contra su enfermedad, ya que nació con espina bífida y desde los siete días de vida visita el Hospital Garrahan para seguir un tratamiento constante. Hace unos años se trasladó con su familia a vivir en General Pico, La Pampa, y los viajes a Buenos Aires se hicieron frecuentes.

Con la madre, al llegar, junto a uno de los profesionales del Hospital Centeno (Pampadiario)

Pero Estefanía le había dicho a su madre que no quería estar en el hospital cuando cumpliera sus 14, por lo que la enfermera Gabriela Aragona, junto Mario López y Marcelo Nicolás, profesionales del Hospital Centeno de General Pico, le brindaron esta grata sorpresa justo cuando comenzaba el lunes, el día de su cumpleaños.

Se pusieron pelucas, gorros, repartieron globos y le cantaron mientras le daban la torta, entre abrazos, lágrimas y un “gracias” emocionado de la nena, quien seguramente recordará ese gesto por mucho tiempo.




Comentarios