Una fiesta electrónica en Córdoba se convirtió este miércoles en el telón de fondo de la renuncia del subjefe de la Policía de Santa Fe a menos de un año de su designación. Diego González decidió apartarse del cargo que asumió hace 10 meses, cuando desplazaron a su antecesor por un presunto caso de corrupción.

El abogado que secundaba a la directora general Emilce Chimenti quedó en el ojo de la tormenta tras el último fin de semana largo. Días atrás trascendió que viajó con un vehículo oficial y asistió con su familia al show de Hernán Cattáneo.

Cuando la situación tomó estado público, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, replicó que González fue a Córdoba por una “cuestión estrictamente policial”. De esta manera aseveró que el subjefe fue a trabajar, pero no negó su presencia en la fiesta electrónica que animó uno de los DJ argentinos más importantes.

No escondemos nada”, sentenció el funcionario provincial sobre la situación de uno de los integrantes de la cúpula policial. De esta manera descartó la apertura de un sumario administrativo para esclarecer qué uso le dieron al vehículo de la cartera.

González presentó la renuncia pasada una semana desde que trascendió su viaje a Córdoba. De esta forma, el Gobierno de Santa Fe debe definir si acepta su salida. En ese caso, la directora general Emilce Chimenti contará con un nuevo subjefe por segunda vez en menos de un año.