El Gobierno provincial autorizó el pedido de aumento en la factura de luz en Santa Fe. El ejecutivo fijó un tope del 31% para actualizar en tres tramos los valores que cobra la Empresa Provincial de la Energía (EPE). La suba para jubilados y clientes con tarifa social no superará el 14 por ciento.

//Mirá también: La EPE aplicará un aumento de tarifa promedio del 4% desde febrero

La Resolución 306/2021 del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat habilita a la compañía a readecuar los precios con un primer cambio en la liquidación de los consumos de mayo. Luego de ese incremento del 14%, el segundo tramo del 8 por ciento será en julio y el 9% restante impactará en noviembre. En febrero ya se había registrado una suba promedio del 4 por ciento.

Esta actualización aplica para usuarios residenciales, industrias, clientes institucionales y comerciales. En el caso de jubilados y personas que pagan la tarifa social, la facturación subirá inicialmente 6% y después se implementarán otras dos subas de 6 y 4 por ciento.

//Mirá también: La Provincia llegó a un acuerdo salarial con trabajadores de la EPE y Aguas Santafesinas

El ajuste del 31 por ciento quedó casi tres puntos por debajo del pedido del 33,8% que había hecho la EPE luego de la audiencia pública realizada a fines del mes pasado. El desdoblamiento coincide con el cronograma para los aumentos salariales acordados en las paritarias estatales.

En cuanto a las tarifas de clientes con gran demanda, en mayo habrá una suba del 11%. Luego se registrarán dos ajustes del 7 por ciento cada uno en julio y noviembre respectivamente.