"Es el momento clave para cuidarlas más que nunca", argumentó el gobernador frente a la pandemia de coronavirus.


Previo a que se confirmara un nuevo récord diario de contagios de coronavirus en la provincia, el gobernador Omar Perotti descartó este martes autorizar reuniones afectivas por el Día de la Madre en Santa Fe. De esta manera apuntó a desalentar los encuentros en domicilios particulares, prohibidos actualmente en todo el distrito.

“Esto es lo más duro, cuando nos aparecen cosas que nos pegan tan cerca. Creo que es el momento clave para cuidarlas más que nunca“, afirmó el rafaelino en relación a la situación epidemiológica y la necesidad de postergar un tradicional festejo familiar dedicado a las mamás. Así llamó a asumir “la responsabilidad más grande frente a cada una de ellas”.

El distanciamiento y el uso correcto de barbijo sobre nariz, boca y mentón es fundamental para disminuir el riesgo de contagio. (@gobsantafe)

Hace apenas una semana, el intendente Pablo Javkin había considerado en Rosario que había chances de habilitar reuniones de manera excepcional si mejoraba el panorama a nivel sanitario. Sin embargo, Perotti dejó en claro que los números no acompañan para tomarse esa licencia y reclamó: “Tenemos que hacer el esfuerzo para llegar todos a la vacuna, es la batalla que tenemos que dar en estos días”.

El titular de la Casa Gris inauguró el reacondicionamiento del Hospital Iturraspe y en ese marco anticipó que el resto de octubre también será “duro” frente al COVID-19. “Las mamás saben entender mejor que nadie cómo este día se dará. Lo mínimo que tenemos que hacer es devolverles un poco de ese cuidado”, expresó.




Comentarios