La primera etapa contempla trabajar durante octubre en ciudades y comunas del centro y norte provincial.


El Gobierno de Santa Fe confirmó que ya reunieron a personal de 70 localidades para capacitaciones sobre género. A pesar de las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, este mes se puso en marcha una primera etapa dirigida a garantizar el cumplimiento de la Ley Micaela en el centro y norte provincial.

Fuentes oficiales confirmaron este jueves que el trabajo continuará a lo largo de octubre mediante encuentros por videoconferencia. Además de municipios y comunas, los convenios suscriptos incluyen a concejales y concejalas en diferentes puntos de la bota.

La secretaria de Estado de Igualdad y Género, Celia Arena, explicó que la estrategia apunta a dejar “capacidad instalada” para hacerse cargo de nuevas capacitaciones. A partir de la formación inicial del personal, los Ejecutivos a nivel local “tendrán la posibilidad de continuar trabajando la temática con el resto de la planta estatal”.

Sumado a este proyecto, el gobernador Omar Perotti participó este miércoles de la inauguración del curso obligatorio en perspectiva de género para aspirantes a ingresar al Poder Judicial. El rafaelino destacó la iniciativa como una forma de “garantizar derechos” y lograr que la Justicia “no sea ciega para las desigualdades“.

Durante el acto, la vicegobernadora y exjueza Alejandra Rodenas afirmó que la capacitación implica “un hecho político revolucionario porque considera un cambio de época”.




Comentarios