El total de causas judiciales superó el del año pasado en el marco de la pandemia de coronavirus.


Además de la crisis del sistema sanitario, la pandemia de coronavirus en Santa Fe se convirtió en el marco de un importante aumento en cuanto a denuncias de ciberacoso. En lo que va de 2020 ya se abrieron 737 investigaciones, cifra que supera cómodamente las 539 correspondientes a todo el año pasado.

Según los especialistas, la cantidad de horas que los jóvenes pasan en línea en esta coyuntura es un factor diferencial. Los datos proporcionados este martes por el Concejo Municipal de Rosario se refieren a la tarea del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y reflejan que en la ciudad y la región ya recibieron 208 reportes frente a los 220 de 2019.

La presidenta de la comisión de Derechos Humanos, la edila Susana Rueda (Frente Progresista), consideró que los números representan un “aumento generalizado de estos delitos”.

“Lo importante es estar atentos como padres y madres y denunciar, porque si ese acosador es un adulto, es un groomer experimentado que hace años que lo viene haciendo, es probable que llegue al abuso sexual”, remarcó la periodista ante la consulta de Télam.

La unidad de Delitos contra la Integridad Sexual del organismo judicial informó que el 80% de las causas que se abrieron están vinculadas a material con representación sexual de niños, niñas y adolescentes. Respecto del grooming, específicamente, hay 37 casos denunciados en Rosario.

El grooming consiste en el acoso sexual mediante el uso de dispositivos conectados a Internet, a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos. “Cuando los padres lo advierten, muchas veces no denuncian, bloquean al acosador y le sacan Internet a los chicos”, señaló Rueda como un problema.

Las denuncias por este tipo de delitos se pueden hacer de manera presencial en los centros territoriales que dependen de la provincia o a través de redes sociales de la organización Grooming Argentina. Además de reportar a los acosadores, tienen la obligación de denunciarlo a la NCMEC (National Center for Missing and Exploited Children), una base de datos mundial sobre el acoso sexual por Internet.

Imagen ilustrativa.




Comentarios