Las salas de velatorios de Santa Fe retoman este miércoles su actividad. La reapertura fue habilitada con horarios acotados y un máximo de 10 personas tras un acuerdo entre las empresas del sector y la Municipalidad, aunque el servicio no podrá efectuarse para pacientes fallecidos con coronavirus.

Voceros del Ejecutivo informaron que el último sábado consensuaron un protocolo estricto durante una reunión virtual. El mismo entrará en vigencia una vez que se garanticen una serie de condiciones en cada establecimiento.

"Creemos que es importante tomar esta medida para que los familiares puedan despedirse de sus seres queridos", indicó el intendente Emilio Jatón la semana pasada, cuando adelantó que habría novedades para la actividad.

Los velatorios podrán llevarse a cabo durante tres horas en dos turnos (mañana y tarde) y con un máximo de 10 personas que no podrán rotar.

Las empresas deben colocar cartelería y dispensers de agua, acotar los lugares con sillones (como ocurre en los consultorios médicos y sanatorios) y no podrán brindar servicio de cafetería, entre otras restricciones.

Cuando comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia, se suspendieron los velatorios y sólo se permitía que algunos familiares acompañaran el cortejo fúnebre hasta el cementerio en automóviles. Luego, con el distanciamiento social se permitía que familiares directos en grupos de no más de cinco personas pudieran despedirse durante media hora.

Lo que no se permitirá es que personas fallecidas con Covid-19 sean veladas, ya que el protocolo indica que deben ser llevados directamente al cementerio.