La Justicia santafesina dictó este lunes prisión preventiva por múltiples abusos sexuales en pequeño pueblo del noroeste provincial. Según la Fiscalía, el imputado sometió a tres hermanas menores de edad que eran sus cuñadas y solían quedar bajo su cuidado como parte de esa relación familiar.

Representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) apuntaron que el hombre de 37 años se aprovechó de "la inmadurez y la relación de confianza" que tenía con las víctimas y sus parientes en San Bernardo, una localidad ubicada a 70 kilómetros al norte de Tostado. Además de ejercer violencia física, las amenazaba de muerte en el marco de la convivencia entre 2015 y 2019.

La fiscal Shirli Tomasso sostuvo que una de las nenas fue agredida sexualmente "en forma reiterada y en un número indeterminado de veces" en el período antes mencionado. Por ese caso le atribuyó el delito de corrupción de menores de 13 años junto con el de abuso con acceso carnal, ambos agravados.

De acuerdo a la evidencia recolectada por el MPA, el sospechoso identificado por sus iniciales como D. D. P. también violó a otra víctima cuando ya era mayor de edad. Si bien las fechas de los hechos aún no se pueden determinar con exactitud, fuentes oficiales subrayaron que ocurrieron en diferentes viviendas del pueblo.

Al cabo de la audiencia realizada por videoconferencia, el juez José Luis Estévez resolvió mantener bajo arresto al acusado durante 10 meses mientras avanza la investigación por parte de la Fiscalía de Tostado.