La Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) definió en asamblea este miércoles un paro de actividades para la semana que viene y por 48 horas. La medida de fuerza se suma a la realizada la semana pasada durante un día y es en rechazo del bono de 3 mil pesos no remunerativo que pretenden entregar a su personal los intendentes y presidentes de comuna de toda la provincia.

El paro de actividades será el miércoles 26 y el jueves 27 "sin concurrencia a los lugares de trabajo, priorizando el mantenimiento de las guardias mínimas y el cumplimiento de los protocolos de emergencia", informó la central sindical.

La huelga es una respuesta al planteo de intendentes y presidentes de comuna de la provincia de trasladar a sus empleados lo decidido por el Estado santafesino para la administración pública: un bono de 3 mil pesos no remunerativos por única vez.

A través de un comunicado, la Festram indicó que "la modalidad adoptada en esta oportunidad, se corresponde a la situación pandémica, por lo que se espera retornar al diálogo con los intendentes y presidentes comunales, aguardando una propuesta superadora".

Agregó que "en la última reunión de la Comisión Paritaria los representantes de las intendencias y comunas, intentaron trasladar a la negociación la misma oferta que en forma unilateral el Gobierno provincial impuso a sus agentes, pretendiendo legitimar esa medida como una política salarial para el sector".