Un hombre imputado por juego clandestino en Reconquista golpeó al hermano del fiscal a cargo de la causa. El sospechoso estuvo bajo prisión preventiva durante más de un mes y el Ministerio Público de la Acusación (MPA) denunció "condicionamiento" para su actividad.

De acuerdo a la versión oficial, Mario Martínez también sufrió agresiones verbales el 19 de julio. A partir de este episodio, el organismo judicial manifestó el "enérgico repudio" y se solidarizó con el resto de la familia.

"No escapa a nuestra consideración que el hecho tiene una grave connotación por sus antecedentes", remarcaron desde el MPA respecto del supuesto agresor y las investigaciones por las que fue imputado.

El acusado había sido detenido en su momento por un delito tipificado en el artículo 301 bis del Código Penal, que reprime a quien "explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional".

Otras fuentes señalaron que el agresor fue identificado como Andrés Almirón, alias "Pan Dulce". De acuerdo a esta versión, el sospechoso arremetió contra la víctima de 66 años y le recordó que su hermano, el fiscal regional Rubén Martínez, lo había encarcelado durante 42 días.

"Estos ataques no pueden volver a pasar, es evidente que el desarrollo de las investigaciones del MPA contra personas y/o bandas organizadas pretenden frenarse con estos hechos", concluye el comunicado oficial.