El ministro de Economía, Walter Agosto, anticipó que este martes hay una reunión para avanzar en un plan de pagos


Este martes será un día cave en la posibilidad arribar a un acuerdo entre el gobierno de Santa Fe y unas 150 empresas contratistas de obra pública que reclaman 6.000 millones de pesos de la gestión anterior. Ya existió un primer encuentro en que las autoridades propusieron saldar un porcentaje en efectivo y el resto con cheques diferidos y bonos.

El ministro de Economía, Walter Agosto, explicó este lunes que “la propuesta es hacer un pago de deuda en efectivo, para aquellas empresas con deudas de hasta 5 millones de pesos, que son el 30%, y para el 70% restante se ofrecerá pagar un 25% con cheques diferidos y el 75% restante con un bono diferido”.

Agosto consideró “positiva” la primera reunión mantenida con representantes de la Cámara de la Construcción y admitió que “es entendible la postura de las empresas” que reclaman los pagos en plazos más cortos.

“Siempre es importante tener una devolución, escuchar alternativas porque pueden mejorar nuestra propuesta, sabiendo que las dificultades en materia de recursos están a la orden del día, y esta semana vamos a seguir avanzando”, añadió en declaraciones a radio Brigadier López.

El funcionario explicó que los títulos que se emitan para cancelar esas deudas serán en pesos y con plazos que irían desde un año y hasta 2023.

Adelantó además que la provincia solicitó otro préstamo al Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, que gestiona el Gobierno nacional, ya que el financiamiento es “un tema central por la caída de los recursos”.

“Estamos muy atentos a cómo se desarrolla la negociación con los bonistas externos, porque puede determinar el nivel de tasas para endeudarnos con el sistema financiero”, completó Agosto.




Comentarios