Fue uno de los sectores de peor desempeño, en un año en el que la industria provincial retrocedió en promedio 6,5%.


La producción de autos en Santa Fe cayó 32,7% en 2019, en línea con lo ocurrido a nivel nacional. Durante los últimos dos años, la provincia aportó el 8% de los vehículos nacionales producidos. El dato se desprende del último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), que registró el último año una caída acumulada promedio del 6,5%.

Diciembre fue el vigésimo mes consecutivo de caída de la industria, que tuvo una disminución de -0,6% interanual. En 2018 la producción industrial santafesina ya había experimentado una contracción de similar magnitud. El actual nivel de actividad fabril se encuentra -13,5% por debajo del registrado en el año 2015, y solo fue atemperado por una recuperación de algunos sectores como el oleaginoso.

Al finalizar 2019 un grupo mayoritario de 43 ramas industriales, sobre un total de 50 analizadas, presentó bajas de producción en relación al año anterior. El deterioro del nivel de actividad de 2019 se fundamentó en el magro desempeño de la industria automotriz (-32,7%), productos de metal (-9,6%), maquinaria y equipo (-21,7%), autopartes (-15,6%), lácteos (-7,9%), siderurgia (-15,5%), sustancias químicas (-4,6%), entre otras.

Planta de GM

Contrariamente, resultaron actividades expansivas la molienda de oleaginosas (+5,9%) y carne vacuna (+3,7%). Un total de 33 ramas industriales exhibieron retrocesos de producción en 2018 y 2019, mientras que los peores resultados se hallaron en Productos químicos básicos, Calzado, Textiles, Productos farmacéuticos, Maquinaria de uso especial, Vehículos automotores, y Otro equipo de transporte, al presentar en 2019 el tercer año consecutivos de menor actividad.

Por otro lado, tras dos años de menores niveles de actividad, el complejo industrial oleaginoso se recuperó, con un procesamiento de 36,6 millones de toneladas de semillas de soja y la elaboración de 7,2 millones de toneladas de aceite, que representaron subas de +12,7% y +11,8% en relación al año anterior. La producción sectorial de 2019 fue la segunda mejor de los últimos diez años, solo superada por los registros de 2016.

Por el contrario, en el último trimestre de 2019, el procesamiento de materia prima en las principales industrias lácteas santafesinas registró caídas del orden del -7,4% interanual, prolongando la coyuntura negativa observada desde comienzos de año. En 2019 el nivel de actividad sectorial presentó una caída de -7,9% en relación al año anterior. El complejo industrial lácteo santafesino perdió ingresos por menores exportaciones por un valor total de 51 millones de dólares.

Industriales de la provincia de Santa Fe. (Gobierno de Santa Fe)

Otros sectores con números negativos fueron: minerales no metálicos (-7,5% en la medición acumulada al cierre del año), industria siderúrgica (-15,5%), industria metalúrgica (-18,6%), entre otros.

“El total de asalariados registrados en el sector privado en la provincia de Santa Fe retrocede desde septiembre 2018 y hasta la actualidad. Desde comienzos de la etapa recesiva el total de asalariados declarados se redujo en -16,3 mil”, indica el informe y agrega que en noviembre de 2019 (último dato oficial publicado) se verificó, por décimo quinto mes consecutivo, una nueva caída interanual, en este caso de -2,4%, equivalente a una pérdida de -12,4 mil trabajadores asalariados.

“En los últimos cuatro meses la destrucción de empleo se intensificó, retrotrayendo el actual nivel de empleo (493,4 mil asalariados) al registro alcanzado en el año 2011. La presente fase contractiva en materia de empleo es la más duradera y profunda desde la crisis de 2001”, cierra.




Comentarios