Entre más de 500 estudiantes de escuelas secundarias de todo el país, el alvearense Juan Agustín Martínez Haarth se quedó con el primer puesto en las 6° Olimpíada Argentina de Tecnología (OATec) que organizó el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA)

Agustín Martínez Haarth representó a la Escuela de Agricultura, colegio en General Alvear que pertenece a la UNCuyo. Raquel Gattas y Patricia Rodríguez fueron las docentes que lo acompañaron.

Las olimpíadas tecnológicas comenzaron en 2020 con la selección de los 567 estudiantes de 133 escuelas públicas y privadas de todo el país. Sin embargo la irrupción del coronavirus canceló toda la actividad.

Durante este año el ITBA retomó la realización de la OATec y concluyó el lunes con el anuncio de los ganadores y el primer puesto fue para el alvearense que representó a Mendoza.

“La clasificatoria se hizo antes de la pandemia, iban dos por región, yo por Mendoza y otro chico por San Luis. Hace unas semanas se hizo el examen final y anunciaron los resultados”, dijo muy feliz Agustín en diálogo con Fm Viñas.

El alvearense Agustín Martínez Haarth.

Del primer examen participaron 2000 chicos a nivel nacional, pasamos dos representantes por región y después de un examen virtual de múltiple opción y muy dinámico quedamos unos 15 que pasamos a la instancia final”, continuó relatando el estudiante que curiosamente egresó el año pasado.

La prueba consistió en cuatro etapas “en las primeras tres era todo teórico y la última era un proyecto de armar una máquina de hacer ejercicio a escala. Teníamos que hacer una maqueta funcional y después hacer una presentación oral. Eso representaba el 50% de la nota”, detalló el joven.

El premio que recibió Agustín es una beca completa para estudiar en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires “una universidad de las mejores en Tecnología” y también “una notebook, diploma y para la profesora a cargo, el diploma y una tableta”, contó.

En el caso de la Escuela de agricultura recibe un set de programación “además de las medallas y trofeos”, cerró Agustín.