Junto con el inicio de la semana comenzó la ola de calor extremo que afecta a todo el país y en todo Mendoza las temperaturas serán sumamente altas.

Ante esta situación el Servicio Meteorológico Nacional y Defensa Civil emitieron alertas y sugirieron tomar todas las medidas preventivas para evitar un golpe de calor.

El SMN colocó a San Rafael y General Alvear en alerta amarilla mientras que Malargüe está influenciado por una ola que afecta a La Pampa y el norte de la Patagonia y está en alerta naranja.

En ambos casos las altas temperaturas “pueden ser peligrosas (o muy peligrosas), sobre todo para los grupos de riesgo, como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas”.

Recomendacioens del Gobierno de Mendoza y Defensa Civil para prevenir un golpe de calor. Foto: Prensa G

En tanto Defensa Civil aconsejó tener “precaución por la ola de calor que afecta a gran parte del territorio provincial”.

El organismo mendocino aconsejó “especial atención con los grupos de riesgo”.

Consejos útiles

Debido a las temperaturas extremas que se extenderán durante toda la semana con el jueves como el día más calurosos de todos, Defensa civil aconseja beber abundante agua durante todo el día, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos.

También es importante evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces y las infusiones calientes, usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros y protegerse del sol poniéndose un sombrero.

Por otro lado, las personas mayores de 65 años como los niños y quienes padecen enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, diabetes y obesidad deberán extremar más los cuidados.

Recomendaciones para los grupos de riesgo

Para lactantes y niños pequeños

  • Dar el pecho a los lactantes con más frecuencia.
  • Hacer que beban agua fresca y segura.
  • Trasladarse a lugares frescos y ventilados.
  • Ducharse o mojarse el cuerpo con agua fresca.

Adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

  • Tomar abundante líquido, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no se sienta sed.
  • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Cubrir la cabeza con sombrero o gorra y vestirse con ropa ligera, de colores claros.
  • Usar anteojos para protegerse del sol.
  • En caso de tener que salir a la calle, caminar en lo posible por la sombra.
  • Darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha o bien refrescarse con paños húmedos.
  • Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas y verduras frescas, por lo menos cinco entre ambas por día.
  • Comer las cuatro comidas, no saltearse ninguna.
  • Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.
  • Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.
  • En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico
  • En caso de vivir solo, tratar de mantenerse en contacto con alguien cercano.