Rodrigo Serafín Galán (24) sufrió un nuevo revés judicial y ya no hay más posibilidades, deberá cumplir la sentencia por matar a Omar Gastón López (17) de un botellazo en la cabeza.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme el fallo condenatorio por el homicidio que ocurrió en mayo de 2016 en un boliche en San Rafael.

La Corte nacional desestimó un recurso que había presentado la defensa del rugbier para revisar el expediente y así concluyó el proceso judicial. Deberá purgar los 9 años de prisión que le impuso el tribunal en octubre de 2018.

El crimen ocurrió el boliche Juana, emplazado en Hipólito Yrigoyen en San Rafael.

Gastón López murió en 2016 por un botellazo que le propinó Rodrigo Galán durante una pelea en San Rafael. Foto gentileza La Ventana

Una discusión entre Galán y sus amigos, con López y quienes lo acompañaban, se fue a las manos y terminó en tragedia.

Rodrigo le partió una botella de champagne al adolescente en la cabeza y lo dejó tendido en el piso inconsciente.

Gastón López estuvo internado en el hospital Schestakow por varios días y murió el 6 de junio de 2016. Tenía fractura con hundimiento de cráneo en ambos lados.

El rugbier y estudiante de abogacía fue encontrado culpable de homicidio simple con dolo eventual.

En el juicio Galán reconoció que atacó a López con la botella aunque trató de deslindar algo de responsabilidad diciendo que en realidad la lanzó. Sin embargo se dieron a conocer mensajes de Whatsapp que envió esa madrugaba, después del incidente, en los que aseguró que “le partí una botella en la jeta a uno” y “uno se regaló y lo partí, cayó noqueado al piso”.

Fuente: Diario UNO