Fue el domingo en Real del Padre. La imagen fue entronizada en la principal avenida del distrito.


La comunidad del distrito de Real del Padre salió a la calle y la gran caravana recorrió las principales calles del poblado hasta terminar en el boulevard San Martín.

Esta vez, la movilización no tuvo relación con algún reclamo o la cuarentena, la finalidad fue rendirle honores y acompañar al patrono San Francisco de Asís que fue entronizado en una nueva ermita en el corazón del distrito.

Originalmente el acto estaba previsto para el 4 de este mes, fiesta de San Francisco de Asís, sin embargo el mal clima obligó a cambiar de fecha.

Fue así que el domingo, el cura párroco Nicolas Ortiz encabezó la procesión y caravana que terminó en el en el ingreso a la avenida San Martín, frente a la vieja estación de trenes y a un costado de la terminal del ómnibus, donde se entronizó la imagen del santo.

La obra fue realizada por un artista mendocino por pedido del sacerdote que está a cargo de la parroquia San Francisco de Asís.

Entre los principales colaboradores están los vecinos de Real del Padre y la familia de Carlos Guizzado, que desde hace largo tiempo había hecho una promesa y quería cumplirla. También estuvo el aporte del Municipio de San Rafael para concretar la obra.

A lo largo de la historia del pueblo, 1936 fue el año en que una comunidad de franciscanos que estaba en Villa Atuel, comenzaron a atender las necesidades espirituales de los vecinos de Real del Padre y fueron ellos los que impulsaron la construcción del templo que está bajo la advocación del santo y también se convirtió en el patrono del distrito.

Con una gran fiesta, aunque particular por las medidas de cuidado que se deben tener por el coronavirus, la gente de Real del Padre se sumó a la caravana y luego, desde los autos, acompañaron la inauguración de la emita y la entronización de San Francisco de Asís.




Comentarios