Aunque las nevadas esta temporada invernal fueron importantes, no alcanzaron a ser suficientes para dejar en el olvido una década de crisis hídrica.

De acuerdo al pronóstico de caudales que realizó el Departamento General de Irrigación, los ríos Diamante y Atuel continuarán con un escurrimiento pobre para enfrentar la próxima temporada de riego.

La oferta de agua en lo que será la temporada 2020/2021 será del 65% de un año medio para el río Diamante mientras que en el río Atuel se dispondrá de un 67% de agua en comparación a la media histórica.

"Como ya se anticipó, el pronóstico para casi todos los ríos de Mendoza será de un año hidrológico pobre, es decir que la oferta general de agua para la provincia es del 70% de un año promedio, en base al registro histórico del que disponemos", dijo Sergio Marinelli, superintendente General de Irrigación.

"Tenemos que seguir invirtiendo y mejorando el sistema en todas sus etapas: conducción en redes primarias, distribución en redes secundarias. Ésto implica una inversión muy importante y una mejora en la eficiencia", agregó el titular del organismo rector del agua en Mendoza.

Dentro de los aspectos puntuales que brindo el ingeniero Rubén Villodas, director de Gestión Hídrica del organismo, el río Diamante tendrá un derrame durante la temporada 2020/2021 de 660 hm³. Esto representa un 65% de un año medio, por lo que será la calificación de año hidrológico "pobre" persiste.

En lo que respecta al río Atuel, el pronóstico de escurrimiento es de 740 hm³ en La Angostura, lo que representa un 67% de un año medio y también le corresponde la calificación de año "pobre", al igual que el Diamante.

Aspectos puntuales 

Río Diamante

-En la temporada octubre 19/set20, el volumen anual escurrido por la sección de La Jaula fue de 415 hm³, o sea el 40% de un año normal.

-La temporada 2019/2020 fue la de menor derrame en los 49 años del registro total de río.

-Excepto los meses de noviembre 2019 y septiembre 2020, los 10 restantes registraron mínimos históricos de volúmenes mensuales.

-Los caudales presentaron un comportamiento muy atípico durante los meses de verano.

-La importante acumulación de nieve que se produjo en junio y principios de julio, no tuvo continuidad en los meses siguientes, terminando la temporada con un 85% de un año medio, aunque con el cuádruple de nieve que en el invierno 2019.

Atuel

-En la temporada octubre 19/setiembre 20, el volumen anual escurrido por la sección de La Angostura fue de 546 hm³, o sea el 49% de un año normal.

-La temporada 19/20 fue la de menor derrame en los 114 años del registro total de río.

-6 de las peores 10 temporadas, se han producido en la última década.

-Los caudales presentaron un comportamiento atípico durante los meses de verano. Esto se evidenció en el hecho de que los meses de diciembre 2019, febrero 2020 y marzo 2020, registraron mínimos históricos de volúmenes mensuales.

-Lo anterior, sumado a que el derrame fue un 8% menor al esperado (valor razonable) generó que el nivel en los embalses, al inicio de primavera y actual, se encuentre muy por debajo de la media.

-La Estación Laguna del Atuel presentó problemas operativos durante el invierno, aunque la acumulación de nieve se produjo a principios de julio y no siguió en los meses siguientes, por lo que estuvo prácticamente sin nieve cuando se realizaron los vuelos de la Campaña de Invierno a principios de septiembre.

Para distribuir aguas abajo de Valle Grande habrá disponible aproximadamente 610 hm³, debido a la evaporación e infiltración que se producen entre La Angostura y Valle Grande.